Un acto de amor

propiocepcion

Una cultura somática es una cultura que respeta las potencialidades genéticas dadas del ser humano en general y del individuo en particular. Una cultura que desea fomentar el libre desarrollo, la exploración y el descubrimiento de estas potencialidades, sean las que sean. Específicamente creo que una cultura somática es una cultura que estimula el sentir, un tipo de percepción sensorial que no está orientada principalmente al entorno si no que se trata de una percepción que es propioceptiva, de uno mismo, la auto-percepción del “cuerpo” a través de la “mente”
Thomas Hanna

 

El Hatha Yoga implica una observación constante sobre la postura, la mente y las emociones, sostenidas en la respiración como base y alimento.

 

Tener la capacidad de respirar desde los pies (la raíz), irradiar esa respiración hacia todo el cuerpo: sentirnos… El simple acto de estar de pie para un yogui/yoguini establece un reencuentro con el equilibrio estructural, fisiológico, psíquico y somático, dicho equilibrio será la base en todas las posturas y en todos nuestros actos.

 

De esta manera, cualquier gesto, hasta el más simple de todos, requiere una atención plena, capacidad de autoevaluación y por sobre todas las cosas, respeto y ternura.
Así podremos sentarnos o tumbarnos desde la consciencia, optimizando todas nuestras capacidades y reeducando y liberando al cuerpo de las compensaciones posturales relacionadas con nuestra historia, herencia, cotidianeidad, etcétera.

 

El Hatha Yoga nos permite darnos cuenta a través de lo simple de qué es lo que “nos atraviesa”, liberarnos de los bloqueos y tensiones psicofísicas y desidentificarnos de los estigmas socio-familiares.
Además es un desafío, ya que una buena práctica implica menor consumo energético, y mayores resultados, corroborando una de las frases que más repito en clase: menos es más…

 

Practicar Yoga, es conectar con la propiocepción, reconocer nuestras capacidades y ser coherentes con el medio. Es un acto de amor.

 

Lula M. Cairo
Profesora de Yoga, creadora de Espacio SeYoga

Publicado por EspacioSeYoga

Espacio SeYoga es la concreción de un deseo, y como todo deseo, una búsqueda, búsqueda que nos resignifica a cada instante, en cada paso, a cada momento. Espacio SeYoga es un lugar de crecimiento personal y profesional. Este espacio se cultiva y nutre entre todas las personas que ponemos nuestra energía aquí y ahora; un lugar construido desde la conciencia y el amor. Equipo de trabajo: Fundadora y directora de Espacio SeYoga. Mi nombre es Lula M. Cairo, soy argentina comencé mi práctica regular mientras estudiaba danza y expresión corporal en Buenos Aires, Argentina. Luego de unos cuantos años de búsqueda a través del movimiento y la música decidí dedicarme por completo a la práctica, y a investigar en ella. Empecé a dar clases de Yoga en el 2003, mientras estudiaba teatro de improvisación y movimiento. Los estudios universitarios en psicología me ayudaron a comprender y profundizar en la filosofía de la India, y decidí formarme con la Dra. Ana Jachimowicz, directora de Pléroma y discípula de Indra Devi; ella me abrió las puertas de la filosofía oriental. A partir de allí inicié mi formación completa, realizando el profesorado de Hatha Yoga con José Maureira director de Yoga Kai Argentina, esta formación ha sido un antes y después en mi vida y ha abierto el camino a lo que se ha ido construyendo con los años, estudiaba y daba clases y siempre me gustó indagar en la necesidad de cada alumn@ desde mi propia experiencia y búsqueda. De Buenos Aires me fui a Barcelona y comencé Iyengar Yoga con Modest Martínez, director de Sabadell Salut, tuve la suerte de poder trabajar junto a él e impartir clases de Iyengar, una oportunidad que ha cambiado mi concepción respecto a la corrección de las clases. Luego de pasar por el sur de España (Ayamonte) y seguir trabajando en mis clases, me fui a Berlín y conocí el Anusara Yoga con Alex Kröker, director de Yoga Raum, esta práctica me permitió comenzar a trabajar más conscientemente desde el corazón, e integrar mis conocimientos del movimiento a la práctica. Además comencé a dedicarme a la música junto a mi pareja y he viajado y conocido varios sitios gracias a ello. En el 2011 llegué a Sevilla y enseguida inicié mi formación de Terapias Integrales en Cimi con Frank Solomo, una vez más, mis prácticas fueron vivenciando el proceso, y las clases adquirieron una escucha más terapéutica. Soy la creadora y directora de Espacio SeYoga: un lugar para el encuentro con el sí mismo, este espacio que está en mi y cada un@ de mis alumn@s crece y se expande cada día. Ahora mismo, me encuentro redescubriendo el Yoga Terapéutico, formándome en Pranamanas Yoga. Mis clases se caracterizan por el uso de la alineación y conciencia corporal propios del Iyengar, la filosofía del Yoga clásico, Hatha y Tantra Yoga. Enfatizo en el análisis de cada alumn@ y evolución. Los estudios de danza y Yoga me motivan a impartir los talleres de Yoga y movimiento, dirigido a todas las personas que quieren mejorar su proceso creativo y su conciencia corporal. Y continúo mi búsqueda...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: