Respirar es vivir


Es lo primero que deberíamos aprender en una práctica de Yoga , y para ello es menester saber observarnos: ¿cómo inhalamos, como exhalamos, en qué movimiento nos sentimos a gusto, hay bloqueos o dificultades, o podemos respirar fluida y profundamente?


El primer paso será respirar por la nariz y en silencio, sin esfuerzos,  y cuando la mente esté puesta en la respiración, percibirnos, conectar con lo que sentimos.


La práctica de Yoga, puede ser completamente estática, y a través del intercambio gaseoso consciente aumentar nuestra capacidad respiratoria. El acto de exhalar es sumamente importante, el vaciado de los pulmones, permite que la siguiente inhalación sea profunda, natural y fluida. Una vez que podamos percibirnos a través y en la respiración, podremos ir agregando ciertas pautas para adentrarnos en los diferentes pranayamas (control de la respiración), como por ejemplo la respiración yóguica completa.


Si nunca hemos realizado respiración yóguica, es importante que comencemos por discernir las tres respiraciones que la conforman:
Respiración abdominal: el diafragma desciende en la inspiración, el abdomen se hincha, la base de los pulmones se llena y masajeamos los órganos internos. Para practicarla, acuéstate boca arriba, descansa tu espalda y lleva las manos al abdomen, haz una exhalación profunda y comienza llenando poco a poco la zona abdominal, deja las costillas y el tórax relajados, sólo respira a través del abdomen, hazlo el tiempo que necesites para naturalizarla y sentirte cómodx en ella.
Respiración intercostal: se separan las costillas y se expande la caja torácica, llenando la región media pulmonar. Para practicarla, lleva tus manos a las costillas, realiza una exhalación profunda dejando el abdomen relativamente hundido, tras la próxima inhalación, no muevas el abdomen y lleva directamente el aire a las costillas, practícala varias veces, hasta que la naturalices.
Respiración clavicular: esta es una inhalación muy corta, ya que solo la parte superior de los pulmones recibe aire, levantando las clavículas, no es la respiración más recomendable debido a su poca capacidad de recepción de prana, pero es importante que la practiques para reconocerla, recuerda comenzar exhalando.  Lleva las manos a las clavículas, deja el vientre y las costillas quietas, y sólo respira con la parte alta.


Una vez que hayas indagado en las tres respiraciones, puedes realizar la respiración completa yóguica. Esta respiración comenzará por una inspiración lenta y profunda que irá llenando el vientre, ensanchando las costillas y levantando las clavículas, es decir, haciendo un movimiento ascendente en el que el prana irá llenando los pulmones como una vasija, diferenciando las tres zonas pero sin que cese la fluidez, sin que haya paradas en el proceso inhalatorio.
Habiendo completado la inspiración, te preparas para relajar en la exhalación, liberando caja torácica, dejando que el aire salga hasta hundir el abdomen, limpiando y vaciando profundamente  los pulmones.


El Yoga, como cualquier otra filosofía y estudio requiere práctica y sobre todo paciencia, con lo cual es fundamental que te pongas a ello, que indagues en tu propia búsqueda y que, si tienes alguna duda, consultes con tu profesor/a. Disfruta del proceso.


Respirar es vivir, controlar la respiración y aumentar su tiempo es prolongar nuestra existencia humana…
Practica, practica y todo andará

Publicado por EspacioSeYoga

Espacio SeYoga es la concreción de un deseo, y como todo deseo, una búsqueda, búsqueda que nos resignifica a cada instante, en cada paso, a cada momento. Espacio SeYoga es un lugar de crecimiento personal y profesional. Este espacio se cultiva y nutre entre todas las personas que ponemos nuestra energía aquí y ahora; un lugar construido desde la conciencia y el amor. Equipo de trabajo: Fundadora y directora de Espacio SeYoga. Mi nombre es Lula M. Cairo, soy argentina comencé mi práctica regular mientras estudiaba danza y expresión corporal en Buenos Aires, Argentina. Luego de unos cuantos años de búsqueda a través del movimiento y la música decidí dedicarme por completo a la práctica, y a investigar en ella. Empecé a dar clases de Yoga en el 2003, mientras estudiaba teatro de improvisación y movimiento. Los estudios universitarios en psicología me ayudaron a comprender y profundizar en la filosofía de la India, y decidí formarme con la Dra. Ana Jachimowicz, directora de Pléroma y discípula de Indra Devi; ella me abrió las puertas de la filosofía oriental. A partir de allí inicié mi formación completa, realizando el profesorado de Hatha Yoga con José Maureira director de Yoga Kai Argentina, esta formación ha sido un antes y después en mi vida y ha abierto el camino a lo que se ha ido construyendo con los años, estudiaba y daba clases y siempre me gustó indagar en la necesidad de cada alumn@ desde mi propia experiencia y búsqueda. De Buenos Aires me fui a Barcelona y comencé Iyengar Yoga con Modest Martínez, director de Sabadell Salut, tuve la suerte de poder trabajar junto a él e impartir clases de Iyengar, una oportunidad que ha cambiado mi concepción respecto a la corrección de las clases. Luego de pasar por el sur de España (Ayamonte) y seguir trabajando en mis clases, me fui a Berlín y conocí el Anusara Yoga con Alex Kröker, director de Yoga Raum, esta práctica me permitió comenzar a trabajar más conscientemente desde el corazón, e integrar mis conocimientos del movimiento a la práctica. Además comencé a dedicarme a la música junto a mi pareja y he viajado y conocido varios sitios gracias a ello. En el 2011 llegué a Sevilla y enseguida inicié mi formación de Terapias Integrales en Cimi con Frank Solomo, una vez más, mis prácticas fueron vivenciando el proceso, y las clases adquirieron una escucha más terapéutica. Soy la creadora y directora de Espacio SeYoga: un lugar para el encuentro con el sí mismo, este espacio que está en mi y cada un@ de mis alumn@s crece y se expande cada día. Ahora mismo, me encuentro redescubriendo el Yoga Terapéutico, formándome en Pranamanas Yoga. Mis clases se caracterizan por el uso de la alineación y conciencia corporal propios del Iyengar, la filosofía del Yoga clásico, Hatha y Tantra Yoga. Enfatizo en el análisis de cada alumn@ y evolución. Los estudios de danza y Yoga me motivan a impartir los talleres de Yoga y movimiento, dirigido a todas las personas que quieren mejorar su proceso creativo y su conciencia corporal. Y continúo mi búsqueda...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: